Blogia

Ninfas

La perla prohibida

Te escondías dentro de un caparazón que únicamente abrías durante un segundo, un fugaz instante donde tu brillo cegaba mi deseo. Eres el cielo de una noche en vela que quiero acariciar con mis dedos, ese fruto prohibido que sueño con envolver con mis labios, la perla en el fondo de un mar al que no puedo llegar. Tu sonrisa es el faro que ilumina mi felicidad, tus abrazos son un fuego que nunca quiero apagar, eres la isla perdida en un océano de sentimientos donde quiero naufragar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La perla prohibida

Te escondías dentro de un caparazón que únicamente abrías durante un segundo, un fugaz instante donde tu brillo cegaba mi deseo. Eres el cielo de una noche en vela que quiero acariciar con mis dedos, ese fruto prohibido que sueño con envolver con mis labios, la perla en el fondo de un mar al que no puedo llegar. Tu sonrisa es el faro que ilumina mi felicidad, tus abrazos son un fuego que nunca quiero apagar, eres la isla perdida en un océano de sentimientos donde quiero naufragar.

Contigo aprendí

Contigo aprendí

Viviendo en la oscuridad de mis días, se ilumina mi mirada con la luz de tu alegría, me alientan las palabras que parten del puerto de tus labios hasta alcanzar los mares revueltos de mis pensamientos de tormenta. Recojo rosas de espinas afiladas, se hunden en mi piel como se hunden las piedras de los sueños en el agua de mi realidad. Entonces recoges los pétalos en tus manos y surge esa sensación de paz, reflota en mi la esperanza de los caminos que se abren mientras vamos cogidos de la mano en este viaje infinito que emprendimos juntos.

Bocins de tu

Bocins de tu

S’aixeca el pols que cobria vells records, s’obren els pétals d’una flor plena de nèctar, d’aromes mig oblidats que ens inunden els pulmons un altre cop. Descobrim petits tresors oberts amb la clau de la paraula clau, de l’imatge de l’instant on el batec s’accelerava, on l’espurna de la felicitat prenia foc a la soletat i omplia l’horitzó d’il·lusions i somnis per començar. Torna la melodia d’aquelles cançons que sempre han estat esperant ser retrobades, el somrís de l’innocència i l’esperança, i comença un nou dia al costat de tot allò que ara ha tornat.

Nuestra playa

Nuestra playa

Se baja el telón de la noche frente al teatro de arena a nuestros pies, mientras el ténue brillo lunar se refleja sobre las pantallas de nuestra piel desnuda. La blanca espuma se acerca y se aleja susurrando secretos y deseos extraviados en alta mar, escuchando los nuestros para llevárselos y guardarlos en sus entrañas. Los pinceles de mis dedos pintan de placer el lienzo de tu piel y mis labios buscan la húmeda complicidad del tesoro de tus besos hasta poder abrir el cofre de tus sentimientos, hasta desatarnos y poder lanzarnos al vacío a ese pozo cálido de pasión para ahogarnos en él.

Entre batallas

Entre batallas

En las entrañas de mis adentros se libran batallas entre nuestras miradas oteando el fuego que encendió el roce de nuestra piel. El sabor de la guerra entre nuestros labios que libera el caldo de la pasión color rojo toscano, vino de deseos que me embriaga de ti. Noto en mis manos el frío acero blandido con la furia del que ansía conseguir sus sueños, librándose de todo lo que se cruce en su camino, paso a paso tras su tesoro más preciado. No pararé hasta saborear la victoria hasta el fin de los días de este espartano, hasta que mi princesa repose conmigo en el hogar del héroe, de la heroicidad de conseguir tal hazaña.

Tras nuestro nuevo mundo

Partiendo de las entrañas de mis ilusiones, pongo rumbo al nuevo mundo que aguarda tras la fina línea de nuestro horizonte. Las velas de mi barco se hinchan del aire de nuestros sueños que nos empujan hacia delante, susurrándonos dulces palabras que encienden nuestras almas. Buscando tierra firme, esquivamos escollos e icebergs a la deriva, marcando en nuestro mapa el camino recorrido. Tras cada ocaso, anhelamos avistar ese destino que algún dia llegará.

Cazando sueños

Cazando sueños

Me armo con mi valor más afilado para enfrentarme a todos los retos que entraña esa jungla en la que me adentro. Me calzo mis botas de fe y lleno mi mochila con todo lo que me vas dando día a día. Sin tener un rumbo fijo, sin saber donde terminaremos, avanzamos firmes hacia un destino, por un camino tan ineludible como la primera luz del alba cada mañana. Voy dibujando el mapa del tesoro que espero encontrar al final, aunque realmente sepa que la autentica recompensa es todo el camino recorrido juntos, todos los momentos vividos y compartidos. Montando la tienda de campaña en un claro para pasar las frías noches un poco resguardados, buscando ese rescoldo de calor donde encender nuestra hoguera para poder encendernos. Y llegar al fin a la orilla de ese mar que es el principio y el fin de toda un vida.

Con los ojos vendados

Con los ojos vendados

Siento el aliento de la impaciencia en mi pensamiento, el goteo de la curiosidad inunda la calle del secreto y el reloj va burlándose de mí con su lento devenir. No sé dónde me llevara tu imaginación esta vez, pero estoy seguro que será un lugar digno de compartirlo, porque aunque viviera con los ojos vendados me cogería de tu mano y sabría en todo momento que me llevas por el buen camino, a un lugar cálido y tranquilo donde alcanzar nuestros deseos.

 

Esperando el verano

Esperando el verano

Largas travesías por desiertos, buscando la fuente de mis sonrisas. Largas noches frías abrigado con el manto de la soledad, esperando el momento en que vuelva a brillar el sol de tu mirada a mi lado. Cada vez queda menos para poder hacernos a la mar de nuestros sueños, de compartir ese pequeño tesoro que es cada segundo pegado a ti. Quiero desafiar a la rutina día tras día para plantar nuestra bandera en la cima de la felicidad.

Nuestra ruta

Nuestra ruta

Eres ésa primera gota de rocío que se desliza por mis pensamientos nada más nacer un nuevo día. Eres el susurro del mar de mis sueños, la suave brisa acariciando y avivando mi piel, mi fuego. Eres el sustento de mi existencia, la necesidad de tu presencia no se diluye con el paso del tiempo, adicto a tus besos sigo despierto cazando en los valles de tus labios. Tengo ganas de que nos atemos los cordones y vayamos juntos andando por la ruta de la felicidad que emprendí el día que te conocí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Felicidad

Silenciado por la ruidosa rutina, mi voz busca el camino por donde seguir avanzando hacia su único destino. Las grises nubes empiezan a desvanecerse con los primeros hilos de luz, calienta mi piel ése calor penetrante que desprende tu mirada bajo el cielo de nuestra intimidad. Mis dedos dibujan carícias por tu pelo mientras se funden nuestros cuerpos en un fuego que nunca cede. La felicidad recorre mis labios sabiendo que estás a mi lado.

Mi estufita

Mi estufita

La noche me viste de sueños del color de tus ojos, me arropan los lienzos de tus dedos abrazándome, inyectándome ese calorcito de la estufita que quema en tu pecho. Despierto buscándote a mi vera y siento tu presencia, tu aroma, la fragancia del perfume que me embriagó desde la primera vez que me invadió. Aunque tu piel esté lejos en estos momentos, mis manos recuerdan cada uno de los rincones de tu suave paisaje como si los estuviera recorriendo en ese mismo instante. Aún así cada vez se acrecenta el deseo de volver a darte la bienvenida a mi lado, de volver a robar de tus labios el sabor de la felicidad.

Contigo...

Contigo...

Subo, bajo, me paro, me enciendo, me freno, me arranco, voy girando dentro del tambor de la lavadora de mis pensamientos, limpiando y suavizando las ropas de mis momentos contigo. Destilo el vino de tus finos besos, frutos prohibidos que ansío probar incesantemente. Toco las cuerdas de la guitarra de tus sentimientos, canciones que vibran por dentro como si cada momento compartido fuera el primero, como si la felicidad fuera áquel horizonte que nunca se acaba. Sigo dando la vuelta al mundo de tus ojitos, al calor de tus dedos recorriendo los caminos de mi piel. Lo tengo todo cuando te tengo y tengo lo que tanto quise en mis viejos sueños, todo lo que ocupa ahora mis sueños, todo lo que llena esa botella cristalina que es mi vida llena contigo.

Coloreando el alma

Coloreando el alma

Desenfundo los colores del estuche de mis sentimientos, dibujo en tus pensamientos peces del rojo intenso de mi pasión sobre los mares de tus ojos, un sol naciendo tras las colinas del silencio con las más dulces palabras colándose por la ventana de tu alma. Desnudo a la tristeza borrándole sus negras ropas, la dejo blanca para pintarla más tarde de la esperanza más verde que ha crecido jamás en los jardines de los deseos. Se tiñen los pétalos de las flores de tus sueños de los colores más alegres, de la felicidad más cálida y cambia el semblante de tu rostro, vuelves a sonrojarte cuando te escribo con susurros todo lo que te quiero.

La luz que viene y va

La luz que viene y va

 

Pasamos entre acantilados, entre estrechas sendas empinadas y peligrosas. Con el viento en contra, se va desmoronando la tierra a nuestros pies, se derrumban los pilares de nuestra niñez, todo eso que nos llenó de dulzura hace años. Nos vamos curtiendo como la roca limada por la brisa, van escribiendo largas líneas las pisadas que vamos dejando a nuestro paso en las hojas de nuestra historia. La injusticia se alía con la mala fortuna, los rincones más oscuros y sucios del hombre afloran como mala hierba, y nada tiene sentido entre estas cuatro paredes que son este mundo que se va marchitando a marchas forzadas. Al final del camino se ve una luz, ilumina nuestra esperanza y hace brillar nuestros sueños, seguro que mañana se hacen realidad y volvemos a pintar la vida con una sonrisa.

 

Tesoro de piratas

Sueño encontrar un tesoro en éste basto océano de sábanas blancas que algún dia espero rellenar cosiendo en ellas notas de una sinfonía pegadiza que logre atrapar la curiosidad de propios y desconocidos. Afilo el filo de mi espada para cortar la historia con caprichosa sutileza, para hilvanar los frágiles sustentos de una obra anhelada. Ansío terminar lo que algún día empezará, me rebelo contra la ansiedad de desenmascarar el nuevo horizonte de letras de tinta, me despojo de los lastres del vacío para abrazar por sorpresa ése tesoro que está por llegar.

Junto a ti

La suave brisa que desprenden mis palabras no son más que una insignificante porción de la tormenta de sentimientos que despiertan en mi tu mirada, tus palabras, tu presencia y tus caricias. No hago más que mendigar de los momentos que compartimos cuando estas lejos, se desata una locura incombustible cada vez que nos rencontramos, cada vez que mi cuerpo vuelve a cubrir el tuyo, cada vez que compartimos un beso de esos que se repiten uno tras otro sin saber cuando acabar. Y derribo mis temores a cada momento con tu cariño, y vuelvo a subirme a las nubes del cielo para vivir junto a ti.

ConViViR

Quiero dejar de morir cada día para poder vivir feliz algún día de los que me quedan en esta corta vida. Romper las cadenas que me hacen esclavo de algo que tan solo me quita y no me da nada más que tiempo quemado. Me imagino en una isla donde nada importa, donde solos tu y yo decidimos nuestro destino y andamos juntos este corto camino que termina cuando cae el sol de nuestra alma, tras el horizonte del más allá. Desearía cambiar el mundo para volver a empezar, eliminando tantas cosas malas que poco a poco nos han deshumanizado, desnaturalizados entre hierro y humo, entre dinero y vicios, entre todo lo inventado para que luchemos entre nosotros, separándonos nuestras diferencias, en lugar de enriquecernos con la diversidad y todo lo que compartimos en común, de convivir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Enfermo$$$

Dinero, ese famélico enfermo que cuanto más tiene, más se alarga su fría sombra, papel de poder que compra la salud y el tiempo al necio materialismo del rebaño de nuestros pueblos.¿Qué precio tiene el tiempo que compartimos con nuestras razones de vivir? ¿Qué precio tiene envejecer antes de tiempo por habernos olvidado de lo que somos? ¿Acaso ansiamos compararnos a las máquinas sin alma ni espíritu? ¿Acaso es tan grande nuestro vacío como para rellenarlo de esclavitud camuflada entre verdes billetes? Si la sensatez abundara otra vida tendriamos en su lugar, y sin duda alguna, el mundo nos lo agradecería, ya que como bien dijo un sabio, el poder corrompe, y añado que la avaricia aún más. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres